Fallecimiento 2017-06-14T15:11:27+00:00

Fallecido el trabajador por causas laborales, los derechohabientes cobran pagos mensuales complementarios a la pensión prevista en el régimen previsional.

Se consideran derechohabientes, a los efectos de esta Ley, a las viudas, viudos, convivientes, como así también los hijos solteros, las hijas solteras y las hijas viudas, siempre que no gozaran de jubilación, pensión, retiro o prestación no contributiva todos ellos hasta los 21 años de edad. La limitación a la edad establecida no rige si los derechohabientes se encontraren incapacitados para el trabajo a la fecha de fallecimiento del causante o incapacitados a la fecha en que cumplieran 21 años de edad, elevándose hasta 25 años en caso de tratarse de estudiantes a cargo exclusivo del trabajador fallecido.

En ausencia de las personas enumeradas, accederán los padres del trabajador en partes iguales; si hubiera fallecido uno de ellos, la prestación será percibida íntegramente por el otro.

En caso de fallecimiento de ambos padres, la prestación corresponderá, en partes iguales, a aquellos familiares del trabajador fallecido que acrediten haber estado a su cargo.

Para todos los fallecimientos de damnificados cuya primera manifestación invalidante se hubiera producido antes del 6/11/2009, el capital determinado en ningún caso será superior a $ 180.000 (tope máximo). Deberá asimismo adicionarse una prestación complementaria de pago único de $ 50.000.

Para todos los fallecimientos de damnificados cuya primera manifestación invalidante se produzca a partir del 6/11/2009, el Decreto N° 1694/09 establece que la indemnización nunca será inferior a $ 180.000. Establece además que deberá adicionarse una prestación complementaria de pago único de $ 120.000.

Las contigencias ocurridas entre el 1° de septiembre de 2016 y el 28 de febrero de 2017 el piso será de $1.090.945 y la compensación dineraria adicional será de $727.297 según Resolución SSS N°387/2016. El monto de la indemnización se calcula a través de la siguiente formula:

En todos los casos, la ART debe abonar la prestación dineraria en un pago único.