Casi medio millón de trabajadores de casas particulares forman parte del sistema de riesgos del trabajo

Más de 470 mil trabajadores de casas particulares se incorporaron al sistema de riesgos del trabajo a partir de la Ley Nº 26.844, promulgada el 3 de abril de 2013. La sanción de la norma resultó fundamental para trabajadores que desempeñaban su actividad en la más absoluta informalidad laboral.  Ese colectivo adquirió derechos equiparables a los de otros sectores de trabajadores de la actividad privada.

En 2016, el total del sistema de riesgos del trabajo cubrió un promedio de 9.800.000 trabajadores, de los cuales 473.331 eran de casas particulares, con un total de 425.150 empleadores registrados.

En términos de accidentabilidad laboral en la actividad, ese mismo año se logró un descenso hasta los 9.227 casos notificados, respecto de los casi 10 mil registrados en 2015. La mayor cantidad de esos casos se notificaron en la provincia de Buenos Aires, en la Ciudad de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fé.

La Ley Nº 26.844, de Régimen Especial de Contrato de Trabajo para Personal de Casas Particulares, rige para las relaciones laborales que se entablen con los empleados y empleadas de trabajo que presten en las casas particulares o en el ámbito de la vida familiar y que no importe para el empleador lucro o beneficio económico directo, cualquiera fuera la cantidad de horas diarias o de jornadas semanales en que sean ocupados para tales labores.

La nueva normativa introdujo que en cada enfermedad o accidente inculpable que impida la presentación del servicio no afectará el derecho del  trabajador o  trabajadora a percibir su remuneración durante un período de hasta tres meses al año, si la antigüedad en el servicio fuera menor de cinco años y de seis meses si fuera mayor.

Asimismo, y a través de la Resolución N° 2224/14, la Superintendencia de Riesgos del Trabajo dispuso que desde la afiliación de los empleadores, los trabajadores de casas particulares tendrán acceso pleno a las prestaciones que establece la Ley Nº24.557 de Riesgos del Trabajo.

De este modo se determinó que el empleador debía tomar cobertura con una ART, disponible en el mercado que él libremente elija, mientras este autorizada a operar y se dispuso la obligatoriedad de una alícuota destinada al pago de la cobertura del sistema de riesgos del trabajo, conjuntamente con los aportes y contribuciones obligatorios.

La evolución de la alícuota recaudada de noviembre 2014 ($52.329.513) hasta fines de diciembre 2016 ($91.637.057) es un indicador claro de los efectos que estos cambios produjeron en la cultura de empleadores y empleado, según los datos provisorios.

En definitiva, los cambios introducidos por la Ley Nº 26.844 fue un paso fundamental para combatir la informalidad laboral e impulsar la inclusión de un sector de la vida económica del país que estaba excluido del reconocimiento como trabajador y fuera de todo sistema de seguridad que protegiera su vida y su salud.

2017-04-03T20:57:08+00:00 Lunes 3 abril , 2017|