La colaboración internacional al servicio de la salud del trabajador

El 26 de marzo pasado se celebró el 25° aniversario de la fundación del Mercado Común del Sur (MERCOSUR), organización regional cuyo objetivo primordial es la integración económica y política de los estados que lo componen. Actualmente se encuentra compuesta por Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay, Venezuela y Bolivia.

Dentro del conjunto de funciones del organismo, el Mercosur también aboga por la cooperación recíproca en el ámbito de la salud laboral, basada en la colaboración de sus miembros en materia de higiene y seguridad en los ambientes de trabajo, y en la armonización de una legislación homogénea al efecto. En este marco, se ha suscripto la Declaración Sociolaboral del Mercosur (2015), con la cual se han establecido prioridades de acción y para el desarrollo de políticas intrarregionales en conjunto.

En 2015, por iniciativa argentina, se aprobó el “Plan Regional de Salud y Seguridad de los Trabajadores”, un programa estratégico que busca desarrollar acciones tendientes a promover y proteger la salud y seguridad de todos los trabajadores. Para lograr la meta, se ha dispuesto la realización de diversas actividades a lo largo del bienio 2016-2017, focalizadas en tres ejes temáticos: normativo, formativo e inspectivo.

Desde el eje normativo, se pretende aumentar el diseño de políticas que permitan optimizar las condiciones de vida de los trabajadores. Asimismo, se desea promover el trabajo en conjunto de los países participantes para generar la mayor cantidad de información estadística sobre los indicadores más importantes (accidentes, fallecimientos, etc.). El eje normativo acompaña a inspectivo, teniendo en cuenta que una correcta aplicación y difusión de la legislación específica implica necesariamente el manejo de mecanismos de inspección adecuados que detecten los riesgos potenciales de cada actividad económica. En resumen, la meta es aumentar la integración regional basada en compendios normativos similares entre las legislaciones de cada país.

Por su parte, el eje formativo se basa en la capacitación constante de los trabajadores y empleadores, en temáticas relacionadas con la salud y la seguridad en el trabajo. Asimismo, se considera de suma relevancia incrementar la difusión de diferentes campañas propagandísticas de prevención.

Sin lugar a dudas, este Plan Regional es uno de los más ambiciosos que se hayan implementado, y sus resultados permitirán realizar un cambio radical en materia de seguridad laboral.

2016-11-11T18:47:05+00:00 Lunes 28 marzo , 2016|